17.08.2018

Guerreros en Madrid

ver vídeo del evento
cerrar

Esgrima + Yoga fueron la base de una práctica inspirada en el legendario “guerrero Virabhadra” que nos hizo vibrar con toda su fuerza. Y quizá te preguntes ¿pero qué tiene que ver la Esgrima con el Yoga? Nada y todo.

Ambas disciplinas complementan cualquier tipo de ejercicio, desde el karate a balonmano, al golf o el surf.

El yoga coopera tanto con la preparación para la práctica de Esgrima, como también puede enfocarse en la recuperación tras la competición.

Creamos un punto de encuentro común entre ambos mundos, las posturas de los tres guerreros y su variaciones pacíficas. La magia de la leyenda y las metáforas que hay detrás de toda asana enlazaban de forma natural con la postura de fondo o estocada de esgrima, que es exactamente la misma posición del guerrero en ataque o Virabhadrasana 2.

Esta secuencia de asanas nos ayuda a trabajar la fuerza física y mental, la determinación, la voluntad, mejora el equilibrio, la concentración y ayuda a elevar nuestra autoestima. Así nos dejó este taller, con la energía bien alta y listos para afrontar el frío del otoño con la mejor actitud.